Editar el contenido

Contacto

Consulta tus dudas, estamos para ayudarte!

Contact Info

Fases del Crecimiento del Cabello: Anágena, Catágena y Telógena

Fases del Crecimiento del Cabello: Anágena, Catágena y Telógena

El ciclo de crecimiento del cabello es un proceso natural que experimentamos a lo largo de nuestras vidas. Nuestro cabello no crece de manera continua, sino que pasa por diferentes fases que determinan su crecimiento, desarrollo y caída. Estas fases se conocen como la fase anágena, la fase catágena y la fase telógena. Comprender estas etapas del ciclo capilar es fundamental para entender cómo se renueva nuestro cabello y cómo podemos cuidarlo de la mejor manera posible.

¿Qué es el ciclo de crecimiento del cabello?

El ciclo capilar es el proceso por el cual nuestro cabello se renueva de forma constante. Cada folículo piloso, que es la estructura en la que crece nuestro cabello, pasa por estas tres fases de manera independiente. Esto significa, que, algunos de nuestros folículos estarán en la fase anágena, otros estarán en la fase catágena o telógena.

El ciclo capilar puede durar de dos a siete años, dependiendo de cada persona. Durante este tiempo, el cabello crece aproximadamente un centímetro al mes. El cabello nuevo reemplaza el cabello antiguo a medida que el folículo piloso se renueva. Es normal que perdamos entre 50 y 100 cabellos al día como parte de este proceso de renovación.

Folículo Piloso

Fase anágena: la fase de crecimiento

La fase anágena es la etapa de crecimiento activo del cabello. Durante esta fase, el folículo piloso está sano y activo, y el cabello crece de forma continua. Además, esta fase puede durar de dos a siete años, dependiendo de factores genéticos y hormonales.

Durante la fase anágena, las células del folículo piloso se dividen rápidamente y producen nuevas células que formarán el tallo del cabello. También, a medida que estas células se multiplican, el cabello se alarga y se proyecta hacia la superficie de la piel. La longitud máxima que puede alcanzar el cabello durante esta fase varía de persona a persona.

Fase catágena: la fase de transición

La fase catágena es una etapa de transición entre la fase anágena y la fase telógena. Durante esta fase, el crecimiento del cabello se detiene y el folículo piloso se encoge. La duración de esta fase es de aproximadamente dos semanas.

Durante la fase catágena, el folículo piloso se separa de la papila dérmica, que es responsable de suministrar nutrientes al cabello. Además, a medida que el folículo se reduce, el cabello se debilita y se desprende de la piel. Esta fase es importante para preparar el folículo para el inicio de la fase telógena.

Fase telógena: la fase de reposo

La fase telógena es la etapa de reposo del ciclo capilar. Durante esta fase, el folículo piloso está inactivo y el cabello se encuentra en reposo. La duración de esta fase puede variar, pero generalmente dura de dos a cuatro meses.

Durante la fase telógena, el cabello no crece y permanece en el folículo piloso mientras se forma un nuevo cabello en la fase anágena. Al final de esta fase, el cabello antiguo cae y el cabello nuevo lo reemplaza en la siguiente fase anágena.

Es importante tener en cuenta que no todos los folículos pilosos están en la misma fase en un momento dado. Esto significa que mientras algunos folículos están en la fase anágena, otros pueden estar en la fase catágena o telógena. Esta es la razón por la que no perdemos todo nuestro cabello al mismo tiempo y por qué siempre tenemos cabello en nuestra cabeza.

Cuidado del cabello en cada fase: Anágena, Catágena, Telógena.

Cada fase del ciclo capilar tiene sus propias características y necesidades de cuidado. Es importante adaptar nuestra rutina de cuidado del cabello a cada fase para mantenerlo saludable y promover un crecimiento óptimo.

Durante la fase anágena, es crucial proporcionar a nuestros folículos pilosos los nutrientes necesarios para un crecimiento saludable. Esto se puede lograr a través de una dieta equilibrada y el uso de productos capilares que fortalezcan y estimulen el crecimiento del cabello.

Durante la fase catágena, es importante evitar el estrés y las agresiones externas que puedan debilitar el cabello. Esto incluye el uso excesivo de herramientas de calor, productos químicos agresivos y peinados demasiado tirantes.

Durante la fase telógena, es fundamental mantener el cuero cabelludo limpio y saludable. Esto se puede lograr con un champú suave y acondicionador que no obstruyan los folículos pilosos y permitan que el cabello nuevo crezca sin problemas.

Conclusión

El ciclo de crecimiento del cabello es un proceso fascinante que nos permite experimentar diferentes fases de crecimiento, transición y reposo. También, comprender estas etapas nos ayuda a entender cómo funciona nuestro cabello y cómo podemos cuidarlo de la mejor manera posible.

La fase anágena es la etapa de crecimiento activo del cabello, la fase catágena es una etapa de transición y la fase telógena es la etapa de reposo. Cada fase tiene sus propias características y necesidades de cuidado, por lo que es importante adaptar nuestra rutina de cuidado del cabello a cada fase.

En Aribelti, somos expertos en el injerto capilar en Barcelona, ofrecemos una amplia gama de servicios y tratamientos para cuidar y mejorar la salud de tu cabello en cada fase del ciclo capilar. Si estás buscando soluciones para problemas capilares o simplemente quieres mantener tu cabello saludable y hermoso, ¡no dudes en contactarnos!