Es una enfermedad autoinmune. El sistema inmunológico confunde los folículos pilosos con células extrañas y las ataca. A menudo hace que el pelo se caiga en mechones. Puede provocar alopecia universalis, que es una pérdida total del pelo en todo el cuerpo. Muchas personas que sufren de caída del cabello recurren a someterse a cirugía capilar.

Es una forma de caída del cabello producida por la destrucción autoinmune de los folículos pilosos en áreas localizadas de la piel.

No se asocia con enfermedades sistémicas o internas, ni la mala alimentación es un factor frecuente. El cabello puede simplemente adelgazarse como resultado de factores genéticos predeterminados y el proceso general de envejecimiento

Por otro lado, la alopecia cicatricial destruye permanentemente los folículos. La pérdida de cabello que no deja cicatrices también ocurre en situaciones en las que hay daño físico o químico en el tallo del cabello, lo que resulta en la rotura.