preloader

7 cosas que debes pensar antes y después de hacerte un trasplante capilar

 7 cosas que debes pensar antes y después de hacerte un trasplante capilar

Hacerte un trasplante capilar…

 

Es la técnica de extracción de folículos de las zonas más pobladas de un paciente para hacerte un trasplante capilar, normalmente la zona occipital (la nuca), para trasplantarlas en las regiones donde se produce la alopecia. Al tratarse del propio cabello del paciente, los resultados son óptimos: el pelo crece fuerte y el cuero cabelludo no produce rechazo.

El trasplante se realiza a aquellas personas, hombres o mujeres, que necesitan repoblar alguna zona del cuero cabelludo por la pérdida de folículos. Este es un problema estético que muchas personas consideran de primer nivel y que provocan sentimientos como inseguridad, falta de autoestima, complejos, etc.

Es por ello por lo que aquí en Aribelti te enseñamos:

7 cosas que debes pensar antes y después de hacerte un trasplante capilar:

1.   Lo que Importa es tu Salud:

Es indispensable que antes de un trasplante de pelo el paciente presente un buen estado de salud. De hecho, hay determinadas situaciones que impedirían que la cirugía pudiera llevarse a cabo. Tu médico debe conocer si tienes enfermedades autoinmunes, patologías dermatológicas, problemas de coagulación o de cicatrización.

2.   No raparse el cabello antes de la intervención:

Es recomendable tener una longitud mínima antes de someterse al injerto. De esta forma se podrá valorar más fácilmente la zona donante y los doctores podrán obtener una mejor extracción de los injertos capilares y la manipulación de estos.

3.   Evitar medicamentos que puedan diluir la sangre:

Días antes de la intervención, el paciente debe dejar de tomar aquellos medicamentos que puedan diluir la sangre como es el caso de la Aspirina, así se garantiza una mejor intervención y se evitan problemas de sangrado en el procedimiento.

4.   No consumir sustancias nocivas:

 El consumo de sustancias como el alcohol o el tabaco pueden ser agentes perjudiciales para el procedimiento de un injerto capilar. Es por esto por lo que es muy recomendable cesar el consumo de estos para facilitar un mejor procedimiento sin complicaciones.

5.   No te toques la cabeza el mismo día de la intervención:

 Cuando realizamos esta intervención nuestro cuero cabelludo queda muy delicado, no podemos tocarlo para evitar problemas de sangrado o desprendimiento de los folículos capilares.

6.   Evitar la exposición al sol:

 Como ya mencionamos anteriormente, nuestro cuero cabelludo termina muy delicado después del tratamiento, exponerlo a los rayos directos del sol puede causar comezón y ardor en nuestro cuero cabelludo.

7.    Debes recurrir a una clínica profesional:

Por último, pero no menos importante el principal aspecto que debes tener en cuenta es ¿Dónde te puedes aplicar un micro injerto capilar? Como puedes suponer por todo lo anterior, es fundamental que te pongas en buenas manos. Solo un equipo médico y técnico cualificado y experimentado te garantizará el éxito del trasplante de pelo. No en vano se trata de una intervención médico-quirúrgica, que debe realizarse en un entorno seguro (un quirófano, nunca en una consulta) y por un equipo profesional experimentado.